Acceder

Info al Día

24/07/2018

En Ginebra, Suiza, estudiantes de la UBA se consagraron como "campeones del mundo" en derechos humanos

Derrotaron a las más importantes universidades del mundo en una competencia organizada por la ONU. En la semifinal les ganaron a los ingleses de Oxford y en la final a los canadienses de St. Thomas University.

Ellos sí que se prepararon, lo planificaron durante más de un año, estudiaron cada uno de los detalles, salieron a la cancha y ahora se vuelven a la Argentina con el título de campeón mundial en derechos humanos. Son los estudiantes de la Universidad de Buenos Aires (UBA) Magdalena Rochi (23) y Ezequiel Steuermann (22), que obtuvieron este viernes en Ginebra, Suiza, el primer puesto en el Concurso sobre Tribunales de Derechos Humanos Nelson Mandela, de las Naciones Unidas.

Los estudiantes del último año de la facultad de Derecho de la UBA compitieron contra más de 200 equipos de estudiantes de las más diversas y prestigiosas universidades del mundo, como Oxford (Inglaterra), Yale (EE.UU.), Lucerna (Suiza) y Estrasburgo (Francia), entre tantas otras.

El Concurso Nelson Mandela es una competencia judicial de derecho internacional sobre derechos humanos, que va por su décima edición. Los equipos argumentan un caso hipotético como si estuvieran ante un tribunal internacional de derechos humanos. Deben defender, por una parte a la eventual víctima y, por otra, a un Estado acusado de violar los derechos humanos.

El concurso tuvo dos etapas bien definidas. La primera fueron las “eliminatorias”. Desde Buenos Aires, los estudiantes tuvieron que presentar un escrito con el alegato de la defensa de víctimas y del Estado. Para eso debieron estudiar en profundidad el derecho internacional, así como la jurisprudencia y los tratados internacionales sobre derechos humanos.

Los jóvenes de la UBA pasaron esa primera etapa, y en mayo se pusieron a trabajar en la segunda etapa, algo así como la “Copa del Mundo”, que iba a disputarse en Ginebra por estos días, y concluyó este viernes. Esta segunda etapa ya es oral y los casos deben defenderse, en forma presencial, frente a un tribunal de juristas internacionales, que escuchan atentamente, hacen preguntas y, finalmente, dan su veredicto.

En Ginebra, los chicos de la UBA -que viajaron acompañados de su entrenadora Katia Rosenblat- primero compitieron contra universidades de la India, Zimbabwe y Australia. Y pasaron a la semifinal donde tuvieron que enfrentar a los ingleses de Oxford. La dinámica era la siguiente: cuando uno representaba a la víctima acusaba al Estado, representado por el otro equipo. Y luego, se intercambiaban los roles.

Tras vencer a los ingleses, los estudiantes de la UBA llegaron a la final contra los estudiantes canadienses de la St. Thomas University, que habían ganado la competencia el año pasado en una final contra la UBA. Pero esta vez, los argentinos se impusieron y se traen para Buenos Aires el título que estaba en Canadá.

“Nosotros habíamos armado muy bien nuestros discursos, pero después tuvimos que adaptarnos a lo que va sucediendo en el simulacro de juicio. Fue clave la gran preparación que tuvimos en la UBA desde noviembre para la parte escrita, y desde mayo para la oral”, le dijo a Clarín desde Ginebra Ezequiel Steuermann.
Steuermann explica que la participación en esta, como en otras competencias internacionales, forma parte de actividades impulsadas por la facultad de Derecho de la UBA como parte de sus contenidos extracurriculares.

“Le dedicamos a la preparación de esta competencia más tiempo que a cualquier materia”, dice Magdalena Rochi, que le queda solo un año para recibirse de abogada. “Decidí hacerlo porque es una oportunidad para fortalecer mis conocimientos jurídicos y para tener más confianza en derecho internacional, que es lo que más me interesa”, le dijo a Clarín.

“Este, como otros éxitos de la universidad demuestran el buen nivel que tienen las universidades públicas en la Argentina. Sobre todo en el actual contexto, es importante destacar el esfuerzo que hace la universidad en capacitación y también financiero para que esto salga bien. Y le muestra también a todos los estudiantes argentinos que si las oportunidades están hay que aprovecharlas, así se le sigue dando el apoyo y financiamiento como hasta ahora”, dijo Steuermann.

FUENTE: Clarín