Acceder

Info al Día

07/05/2019

Centennials, la generación de los grandes lectores

Con sus propios intereses y hábitos, hoy los adolescentes consumen grandes volúmenes de texto escrito en diferentes formatos; desafían así la visión apocalíptica y errónea de que las pantallas atentan contra la lectura

Cuántas veces se anunció el final de la lectura, sepultada bajo otras costumbres, bajo el imperio de lo digital, por la supuesta pereza de una nueva generación que a la hora de renegar de viejos mandatos también incluía al libro, ese aburrido objeto del deseo. Y, sin embargo, se lee.

Hace un par de años, irrumpieron en la Feria del Libro con singular éxito un conjunto de jóvenes que mostraron que redes y lectura tradicional no son contrapuestas. La masividad de esos booktubers (comentadores de libros por YouTube) y blogueros fue posiblemente el hecho central de la Feria de 2015. Y cuando se dice "irrumpieron" se deja asentado que la sorpresa es para unos pocos (adultos) que no vieron venir el fenómeno hasta que, justamente, irrumpió. Pero venía de algo más lejos: son los lectores arribados después del boom Harry Potter.

Entonces, no es cierto que los chicos no lean. Todo lo contrario: "Hoy la literatura juvenil representa entre el 22 y el 25% del mercado, lo que pasa es que no leen lo que los profesores o los padres quieren. Leen lo que ellos quieren y tienen poder de decisión, y leen a una amplia gama de autores", dice Cristina Alemany, presidenta de la comisión de actividades juveniles de la Feria del Libro, creada ad hoc. Las redes retroalimentan las lecturas antes que competir. "Los chicos no se dejan guiar por adultos, como pasaba antes, o por los medios tradicionales. No leen diarios, sino internet. Es una lectura distinta, que comparten por redes sociales, donde ven reseñas de pares y toman decisiones. Eso se ve en la enorme lista de libros juveniles incluida en la Feria", agrega.

En 2013, unos pocos jóvenes empezaron a contactarse con las editoriales: pedían libros para reseñar. Al principio, Alemany pensó que eran apenas chicos que querían libros gratis, pero sospechó que quizás el fenómeno excedía esa mínima picardía y enseguida decidió adentrarse en ese mundo. "Hicimos reuniones con cinco o seis chicos, bloggers, instagrammers, booktubers. Vimos que hacían buenas reseñas, que tenían buenas intenciones y que sabían de qué hablaban. Hoy esas reuniones llegan a cuarenta chicos y el encuentro de booktubers es de las cosas más importantes de la Feria, que además termina con un concurso que este año tiene cuatrocientos concursantes", dice.

Apenas un par de ejemplos más dentro de la cada vez más amplia cantidad de actos que tienen a los jóvenes como protagonistas de la Feria. En el stand de Kapelusz, se podrá ver una denominada Muestra Cultural Interactiva, que se plantea como "un viaje a la cabeza lectora de la nueva generación de lectores, que es la primera en la historia con conciencia ecológica y de género". O la iniciativa sobre la literatura en las redes sociales en el stand del Ministerio de Educación de la Nación, que tendrá justamente este fin de semana charlas con la participación del booktuber Matías GB, el bookstagrammer Alvin Books, los bloggers Leo Teti y Facundo Tedesco, y la periodista Georgina Dritsos. Además de encuentros más tradicionales con autores nacionales y extranjeros.

FUENTE: La Nación