Acceder

Info al Día

25/09/2020

La Ciudad espera abrir 381 escuelas en octubre

La expectativa está puesta en el 5 de octubre próximo

Esa es la fecha estimada para el regreso a las aulas, o mejor dicho a los patios de las escuelas, de unos 6500 estudiantes porteños; ese grupo identificado por el Ministerio de Educación de la Ciudad como el más perjudicado durante todos estos meses ; chicos y chicas con los que los docentes no pudieron sostener la continuidad pedagógica a distancia. Después de la reunión del lunes pasado entre las máximas autoridades de las áreas de Salud y Educación de la Nación y la Capital, este miércoles fue el turno de los equipos técnicos de los especialistas de Salud de ambas jurisdicciones , que se encontraron para analizar y discutir las correcciones al protocolo presentado por Soledad Acuña, ministra de Educación porteña.

Ayer, el protocolo fue presentado oficialmente ante el Ministerio de Educación, que dirige Nicolás Trotta, y Nación tendrá cinco días para definir si acepta o no el nuevo esquema. "La reunión fue buena, se analizaron algunos puntos más relacionados con la cuestión sanitaria, no con lo pedagógico", reforzaron desde la Ciudad, luego del encuentro que duró casi dos horas.

Acuña dijo "Quedó claro que el regreso a las escuelas de estos 6500 alumnos no es una necesidad solamente pedagógica, sino que es una cuestión sanitaria. Muchos de estos chicos viven en contextos donde sus derechos son vulnerados; no se trata solamente de un problema de falta de conectividad, por eso la urgencia de que la mayoría de estos estudiantes pueda retomar el vínculo con la escuela".

De acuerdo con los puntos centrales del nuevo esquema, la Ciudad propone una primera apertura, a partir del 5 de octubre próximo, para unos 25 establecimientos educativos de nivel secundario, más otros 25 de primario. Luego, desde el 13 de octubre, llegaría el turno para otras 100 escuelas, repartidas también entre ambos niveles. Una semana después, se abrirían otros 54 establecimientos del ciclo secundario y 177 del primario.

Tapabocas y turnos de dos horas

Además del uso de tapabocas obligatorio, la toma de la temperatura al ingreso y la disponibilidad de los elementos de higiene personal como el alcohol en gel, se dispuso una reducción en los días y horarios. "Los turnos tendrán una duración de 2 horas, pudiendo concurrir hasta 4 veces por semana, con un esquema de horarios escalonados para el ingreso y el egreso de los estudiantes", cita el texto presentado. Habrá, por supuesto, un máximo de personas por turno, que serán diez. Además, los alumnos concurrirán a la institución educativa donde están escolarizados, aunque en los casos de no poder por cuestiones ligadas al transporte, se deberá coordinar su asistencia a otra escuela de cercanía.

A la reunión clave del lunes pasado, la Ciudad había ido con el protocolo diseñado para la última propuesta elaborada para el regreso a la actividad escolar en las plazas y los espacios públicos porteños. Ese proyecto fue desestimado desde el inicio por el ministro de Educación, que también aseguró después del encuentro del lunes que "no hubo ningún acuerdo", sino muy buen diálogo y la decisión de armar mesas de trabajo para construir "un esquema de indicadores epidemiológicos objetivos" para pensar en un regreso escalonado, sobre todo en escenarios como el de la Ciudad y otros centros urbanos del país, donde la circulación del virus está lejos de ser baja, o nula.

Pero Acuña insiste en hacer una diferenciación entre el regreso escalonado a las aulas con este grupo focalizado, que implica un número reducido de alumnos por escuela. "Tampoco vamos a tener asistencia completa de esos 6500 chicos el primer día de clases. Quien haya trabajado en este campo sabe que el trabajo social, de contacto y localización de todas las familias, no es automático y lineal. Hay muchos chicos que son extranjeros y que viajan a fin de año con la familia a sus países de origen y aún no han podido volver. Otros que viven en hoteles con mudanzas permanentes, y que todavía no hemos podido localizar. Pero el trabajo con las organizaciones en los distintos barrios lo estamos haciendo desde hace meses", explicó la funcionaria.

FUENTE: La Nación