Acceder

Notas

FOTOGRAFIAR EL PASADO

Prof. Iris Taboada - Prof. Mariana Collado

FOTOGRAFIAR EL PASADO

La fotografía submarina en la arqueología: imprescindible a la hora de documentar, registrar y dar a conocer los distintos hallazgos.

Primeramente debemos tener presente que estamos fotografiando una parte importante de nuestro pasado. Registrar en imágenes la excavación de un pecio (hallazgo arqueológico submarino), cuyos materiales serán llevados después a superficie supone, que aquello que consigamos fotografiar se convertirá en el único documento gráfico de una situación que no se volverá a repetir.

Otro aspecto importante de la fotografía submarina es el hecho que el fotógrafo se encuentra con todas las dificultades que supone la arqueología, aumentadas por las malas condiciones de visibilidad (partículas en suspensión, buceadores trabajando y moviendo el fondo, etc.). Estas imágenes, dependiendo del interés del hallazgo, pasarán al gran público, debiendo reflejar de manera clara el trabajo realizado.

Los yacimientos arqueológicos submarinos han sufrido durante siglos numerosos ataques. El del paso del tiempo, que conserva algunos materiales y degrada otros. También la vida marina que se apodera de esos materiales, en forma de concreciones, algas y acumulación de material variado.

Por ello a la hora de registrar fotográficamente un yacimiento es aconsejable obtener numerosas fotografías del lugar tal y como lo encontramos, para después y al ritmo de la excavación ir documentando todos los pasos siguientes.

Es muy interesante realizar un seguimiento fotográfico de los objetos importantes en el fondo; su etiquetado, posicionamiento, extracción y continuar más tarde con los tratamientos de limpieza y restauración final. De este modo tendremos una idea de todo el proceso en su conjunto.

Para cubrir todos los aspectos de una excavación es necesario obtener 3 tipos de imágenes:

· En primer lugar registrar aspectos generales del trabajo diario: utilización de bocas de succión para limpieza del fondo, buceadores tomando medidas, posicionando piezas, dibujando, etiquetando y subiéndolas a superficie.

· Otro tipo de fotografías serán las que capten detalles cercanos de objetos pequeños o bien diferentes secciones de una estructura mayor (como la quilla y cuadernas de un barco) y que servirán para realizar un fotomontaje (mosaico) con el que obtendremos una visión completa.

· Aparte del rigor y minuciosidad del trabajo diario, también hay que dotar a las imágenes de estética e interés, cuidar la composición, simplificar imágenes y elegir tomas significativas e identificables.

Existe algo especial en el hecho de fotografiar restos arqueológicos, en bajar en zonas en las que abundan materiales de distintas épocas. Puede que sea la sensación de viajar un poco en el tiempo, de ver objetos ocultos durante tantos años, o puede que sea la sensación de fotografiar el pasado.



< Borrar Filtros >